martes, febrero 23, 2010

Del cielo al infierno... ¿No te valía el medio?

Del cielo al infierno... ¿No te valía el medio?

Me acuerdo cuando aún pensábamos mal de todo el mundo, época de inseguridad y de mentiras halagadoras.
Tal vez, más bien, seguro, que formamos parte de aquello, pero algo me hizo refugiarme en tus palabras de consuelo.
Pasé muchos de los mejores momentos de mi vida... risas tras risas, situaciones de silencio que lo decían todo y también algunas discusiones que luego desaparecían con unas cuantas palabras de perdón.
Y de pronto un pequeño abandono que va hondando en mi corazón como un gusano venenoso. Poco a poco... con sigilo, sin demostrar nada visible.
Primero aparece el silencio incómodo. Le sigue las miradas huidizas que esconden algo que no quiero descubrir, que se que me dolerá. Después te alejas de golpe y yo me quedo sin saber que pensar sobre ello. Luego llegan las mentiras despiadadas y las traiciones enmascaradas que logran mi desconfianza y mis sentimientos escudados en palabras mudas.
Tras lo que hemos vivido, descubierto y sentido sin separarnos, siento que te marchas de mi lado, dejando un profundo agujero que nadie podrá lograr mantener cerrado. Tan cerca... pero a la vez tan lejos...
De la oscuridad a la que te acercas sabes más que de cualquier otra cosa, sus venganzas y sus engaños, sus palabras y sus actos. ¿De veras crees que ha cambiado en algo lo que te harán sentir? Primero lograrás alcanzar el cielo. Pero notarás como caes, sin paradas, sin nadie allí abajo. Del cielo al infierno sólo hay una situación desesperada que te demostrará que la soledad te va a acercar a la desesperación.
Sólo aviso, y quién avisa no es traidor. Simplemente espero no tener razón esta vez.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno cuñi, aqui estoy para comentarte. que sabes que me encanta como escribes. eres un crack.

Queen of Hearts dijo...

Qué difícil es cuando te das cuenta que algo le ocurre a la otra persona, que se aleja de ti a pasos agigantados y tú intentas que nada cambie, porque no quieres verlo.

Y la caída, apuf, cuanta razón tiene el título. ¿No había un punto medio? ¿Tenemos que pasar siempre a los extremos?

Un beso, nena.

ruvi dijo...

Pues ya he leído tu nueva prosa, sabes? me ha encantado, la he visto muy madura. Que fácil es llegar a tocar el cielo, creyendo que todo lo tenemos, para luego darnos cuenta que en un solo segundo podemos pasar de la gloria al infierno. Quiero más eh. Un besito.

Clariita dijo...

Oh!! Que triste... ¡y bonito!
Pero sobre todo triste :( :( :( :(
Es precioso, se te da genial la prosa, y yo no quiero que dejes una gotita... ¡quiero un cubo entero! jajajaja xD xD
Fa-bu-lo-so-!!-!!-!!
Jajaja
bSiitoS
~Clara~

Suky dijo...

menuda eres! cagoen...!! i love it!
es estupendo. Lo haces genial, guapa!! un besote!