jueves, abril 26, 2012

Un único segundo

Un único segundo

El tiempo corre. 
Aunque tú estés quieto. 
Es imparable.

¿O no? 
Miras tu reloj. Es antiguo, de bolsillo con su cadena. Las agujas van lentas, muy lentas, mientras imaginas que puedes acelerar su movimiento. ¿Por qué cuando esperas no va igual que cuando desesperas? Observas el cielo, comparas la velocidad de las nubes blancas con la de las agujas oscuras. Ojalá fueran tan deprisa como las nubes. 
No puedes hacer ir más rápido al tiempo. 

Metes el reloj en tu bolsillo. 

Vuelves a alzar la mirada. 
Y echas a correr.

3 comentarios:

daniel dijo...

¿Y ese desespero, reina? ¡Deseo no te ocurra nada malo!

Un beso.

Arya Sennel dijo...

Fue sólo para una especie de concurso, yo estoy bien. Gracias por preocuparte de todas formas ^^

Soñando dijo...

Oh, ¡¡veenga ya!! ¡¿ESTO?!¡¡¡Esto!!! ¿Y nada más? ¿Yaaa? ¿Cómo que hecha a correr? ¿Quién le persigue? ¿Porqué hecha a correr? ¿Porqué tiene prisa? ¡No dices nadaa! ¡Me acusas de no dar muchas respuestas, pero tú solo nos das preguntas! :S :D

Me encanta. Quiero más así, :D Y si lo sigues, pues mucho mejor, ;)