domingo, octubre 23, 2011

Lo que aún queda

¿Sabes? Los cuentos de hadas no existen, no están hechos para mí. Nada de "vivieron felices y comieron perdices", ningún beso que me haga despertar de una pesadilla, ni siquiera un "buenas noches, princesa".
Sólo sé crearlos, crearlos para los demás, para que sueñen con algo irreal, algo que puede hacernos volar, pero que luego nos deja caer como un peso muerto más allá del borde del precipicio.
Ni sapos ni príncipes, ni ladrones como Aladdín, ni guerreros como Hércules, ningún valeroso caballero que me salve del dragón o de la bruja malvada.
No tengo hermosos vestidos, no tengo valor para comerme yo sola el mundo, ni piedras preciosas con el que adornar mi imagen, tampoco un enorme castillo, ningún pretendiente apuesto ni mucho con lo que impresionar.
Tengo un corazón con cicatrices, con pedacitos arrastrando, tengo miradas para regalar, caricias para prestar, sentimientos por estrenar y rincones para descubrir. También me quedan emociones empaquetadas, abrazos para dar, palabras que escuchar, conversaciones largas para quien quiera hablar. Aún guardo sueños que quiero lograr, gente a la que echo de menos y recuerdos llenos de momentos.
No quiero un príncipe ni ser una princesa. Sólo quiero evitar días de tristeza, lograr personas sinceras. Disfrutar de lo que me queda.

1 comentario:

Clary dijo...

Precioso :)
¿Estás bien? ¿Ha pasado algo?
Hablamos ayer pero se me ha hecho muy largo :(
Sé que los cuentos de hadas no existen, porque aunque creo en las hadas, las que no existen son ellas; en realidad los cuentos son solo historias, algunas menos comunes que otras, aderezadas con sal y azúcar.
Con todas esas cosas que tienes para el mundo... confía en que alguien algún día las agarrará todas juntas y tendrás tu propio cuento. Todo el mundo tiene uno.
Se llama vida :)
Si quieres hablar, mañana salgo a las 3.30 del instituto. Ya sabes, toque al móvil, o te llamo yo desde el fijo. Mi madre quiere hablar con la tuya :)
¡Cinco días!
Te quieeeé <3