viernes, mayo 11, 2012

Calle de secretos

Calle de secretos

A partir de ciertas horas de la noche, en Blackfriars Road, desde hacía unos meses, se podían observar oscuras figuras, arrebujadas en sus capas. Carros de caballos, tan negros como las personas que subían y bajaban de ellos, traqueteaban por los adoquines de piedra. Se oían algunos susurros, quizás secretos contados en voz baja, quizás negocios llevados a cabo al amparo de las sombras. Una pequeña figura apareció  aquella especial madrugada corriendo por una esquina, con un pequeño paquete en una mano. Llevaba algo que cambiaría la historia, pondría en duda al mundo. Sólo era una llave pero, ¿qué abriría?


3 comentarios:

Clary dijo...

Sería un principio perfecto para una novela ambientada en el siglo XIX y me gusta un montón. :)

Soñando dijo...

Puff.

¡A mí esto me lo cuentas poniéndome en situación (viendo o una película o estando en ese callejón en ese momento) y me dan hasta escalofríos! O.O

Y... Ala, ¡la imagen! Le viene que ni pintada. ¿Te has inspirado en la imagen para el texto o la has encontrado por casualidad? ¡Porque es perfecta!

Por cierto: apoyo totalmente la propuesta de Clary :D

P.D.: ¿para qué será la llave?

Paul Stark dijo...

Oh. Dioses. Me. Encanta.

Joo, me he quedado con ganas de que la historia siga... En serio, me encanta, en tan pocas líneas has sido capaz de describir perfectamente el ambiente y cómo nos has dejado a todos con la intriga de qué abrirá la llave.