martes, mayo 21, 2013

No pidas permiso, pide perdón por haberlo hecho

No pidas permiso, pide perdón por haberlo hecho



En una de esas veces en las que te sientes inferior al -1, es cuando tienes que pensar que pronto todo cambiará. Nada puede hacerte ser diferente, nadie puede ayudarte a ser tu polo opuesto si no pones de tu parte. Sólo busca una razón y deja que las cosas sigan su ritmo modificando su trayectoria.

Poco a poco, paso a paso.

¿Quién habló de destino? Aquél que no se atreve a hablar de personas, aquél que no probó a jugar con las oportunidades, arriesgando lo que tiene para lograr lo que quiere. Alguien que no ha vivido ni ha sabido vivir.

¿Para qué hablar de pasados? Hay que mirar al futuro.

¿Para qué temblar por los recuerdos? Mejor ilusionarse por los sueños.


1 comentario:

daniel dijo...

Pues sí, mirar siempre hacia adelante es una buena receta. Me gusta como has hecho la reflexión.

Besos.