lunes, junio 16, 2014

Pasos de zorro

Pasos de zorro

Plumas rojas. Plumas blancas. Pintalabios rojo y tacones blancos. Una última mirada al espejo y una sonrisa deslumbrante antes de enderezar los hombros. Camina unos pasos estirando cada uno de sus músculos hasta pararse delante del telón granate y espera. Segundos después, una cálida mano agarra la suya, entrelazando los dedos con los suyos. Se miran a los ojos y cogen aire juntos: por fin ha llegado su noche.
Enseguida suena la música de la orquesta y la tela se aparta dejándoles ver el escenario de tarima negra que en unos momentos será todo para ellos. Salen rápidamente y saludan con sus manos libres al público que empieza a aplaudir con emoción.

–Por primera vez después de tanto tiempo alejados de aquí, tengo el placer de ofreceros la vuelta de la mejor pareja de bailarines que jamás ha pasado por el Zorro Rojo: la maravillosa Hannah Davis y su eterno compañero Eric Morgan. –Se escuchaba la voz del presentador por todo el salón, quien debía estar en uno de los palcos superiores. Hannah adoraba a ese pequeño hombrecito–. Como dudo que sea necesario decir nada más sobre ellos, damas y caballeros, disfruten del espectáculo.

La música paró. Los aplausos enmudecieron. Las luces se apagaron y se hizo el silencio.

Resuena una palmada por toda la sala y le sigue una trompeta con un ritmo acelerado, a la que se le acopla el resto de la orquesta. El escenario queda iluminado por una luz tenue mientras dos focos de color rojo enfocan a las dos figuras que han empezado a mover sus cuerpos a la par, consiguiendo que sus pies sean simples sombras entrelazadas.

Incluso los asistentes que se encuentran más alejados sienten la pasión que los bailarines desprenden, el fuego que transmiten cuando sus cuerpos se rozan, cuando las manos de Eric tocan la cintura de Hannah o las de ella dejan su rastro por su espalda. La gente calla, observa, murmura asombrada, deja escapar el aire de sus pulmones ante los movimientos más arriesgados y sorprendentes que han visto nunca.
En el escenario, sólo están los dos. El público desaparece. Para ellos es el final de la época más angustiosa de su vida y el comienzo de la más próspera. Es el reencuentro de un soldado y su hogar; el reencuentro de una mujer y su corazón.

En ningún momento deja de existir el contacto entre la pareja mientras mezclan estilo, velocidad, agilidad y contorsionismo. Cada roce es una cura de cada herida física. Cada mirada es el remedio de cada segundo separados.

Es un baile de pasión y seducción, de arte y amor.

De forma abrupta la música cesa y el último taconazo de Hannah resuena por todo el edificio. Sus manos descansan en el pecho de su pareja. Eric acoge entre sus dedos el rostro de ella. Sólo se escuchan sus jadeos mientras sus frentes se apoyan en la del otro. Sus ojos parecen atravesar sus almas, hasta que a ambos empiezan a caerles lágrimas. Lágrimas de felicidad, de paz.

El tiempo parece haberse detenido. El público estalla en aplausos justo cuando se funden en un beso que sabe a esperanza. Entre sollozos y una lluvia de flores coloridas aceptan todos los gritos y silbidos de enhorabuena y admiración.


Y allí, en un escenario, sabían la única verdad que necesitaban. Estaban juntos. Estaban en su hogar.


Edito: Se me había olvidado explicaros de qué va esto. Voy a intentar subir un relato todos los meses. Para ello, voy a usar temas que desconozco (esta vez el cabaret en los Estados Unidos de los años 20 después de la 1ª Guerra Mundial). En mi twitter (@AryaSennel), pediré tras publicar uno, propuestas de tema, ambientación y nombres de personajes. Así también es en parte vuestro. Espero que os guste la idea ^^.

8 comentarios:

Maka dijo...

Un relato cortito pero que al final ha estado muy cerca de emocionarme.
Habría estado bien algún detalle más para que se vea realmente que está ambientado en los años 20, es mi única "queja" xD

Por otra parte, me gusta tu idea de escribir un relato cada mes. Me haría falta entrenarme en escribir cosas cortas, ya que yo soy dada a pensar historias colosalmente largas XD Tal vez me una a ti.

Un beso!

Arya Sennel dijo...

Hola, Maka :3. En estos relatos más bien intento tener la necesidad de buscar yo información ^^. Así me ambiento mirando cosas por internet aunque luego no las use. Es entretenido y descubres curiosidades.
Si te apetece unirte, he empezado a usar #RelatoMensual en Twitter (qué imaginación la mía, jaja).
Muchas gracias por comentar y bienvenida <3. Besitos.

Persigue tus sueños. dijo...

Como arriba te comentan, no había caído en la cuenta que era en esa época pero, la verdad, me ha hecho disfrutar, me ha sacado sonrisa y creo, que si has hecho disfrutar al lector es lo que cuenta, sin importar si hqbíamos caído en esa ambientación.
Destaco de tu forma de escribir los detalles concretos como las miradas de los protagonistas, en sí, como has expresado todo el sentimiento ardiente entre ellos dos y has elegido el tema del cabaret, una bomba total de expresión en aquellos tiempos.

Me gusta el hecho de que cada mes vayas a publicar un relato, es buena idea. ¡Ánimo y suerte con ello!

¡Abrazos!

María Blázquez.

Clary dijo...

Yo te comenté ayer, ¿dónde está mi comentario? ;______; Pues ya no me acuerdo qué decía TT.TT

Creo que era algo así como chinchando porque MUAJAJAJA POBRES LECTORES YO YA LO HABÍA LEÍDO (*3*) y que jo, sabes que me encantó, y tengo muchas ganas de esto de el relato al mes porque sabes de sobra que leerte para mí es <3 y eso *-*

Jojojoo, lo que vas a escribir y lo que voy a leer *_______*

Te quié, Ruthi <3 :3

Aby dijo...

*Muere en 3, 2, 1...*
Ruth, siento no haberte comentado antes pero es que no había tenido tiempo para leerlo aún... ToT
La verdad es que me ha encantado, poco más y podía ver a los personajes delante de mis narices!! *_*
Suerte con eso de un relato, un mes!! ;)
Besos maños!

Becka Dankwood dijo...

Oye que me has hecho emocionarme xDDD
Para ser un relato corto esta muy cuidado y bastante detallado y realista <3

Pues ya me he aficionado a ti, así que espero ansiosa el relato del mes que viene ^^

BESOTEEES :D

Palomiski / Tess Daniels dijo...

Los mismos aplausos que reciben ellos, los mismos que te doy yo a ti. Me ha encantado. Un ritmo magnífico, te hace leer con la pasión con la que ellos bailan. Sigue así pequeña :)

Irene Fraile dijo...

Es increíble la facilidad que pareces tener para cambiar de estilo a la hora de escribir algo, y de hacerlo bien escribes sobre un tema u otro!
Me gusta mucho como describes una situación sencilla (en este caso un baile) de forma que pueda llegar a transmitir sentimientos a quien lo leer en apenas una líneas :)